Entradas

Mostrando las entradas con la etiqueta lo que debo saber de la mercadotecnia

Cultura ¿Por qué es tan importante entender este concepto en el Márquetin?

Imagen
Si le pidieras a un mexicano una tortilla de desayuno, es probable que te haga una tortilla de harina de maíz, sin embargo si se las pides a un puertorriqueño, te hará un “omellette”. Estoy seguro que un mexicano no tendría problemas comiéndose una tortilla de huevos al estilo boricua y más seguro me siento que un boricua no tendrá problemas desayunando unas tortillas mexicanas; de hecho nos encantan. Así como tenemos diferencias en la forma de llamarle a la comida, aún cuando compartimos el idioma y muchas otras cosas, somos culturalmente distintos y esto es algo que se debe tomar muy en serio a la hora de publicitar o mercadear. Mi profesor de humanidades, de una forma metafórica, dijo que la cultura es el cultivo de la humanidad. Muy bonito y no tengo intensión de contradecirlo, pero independientemente de que se cultive o no la humanidad en una comunidad o sociedad, el ser humano que pertenece a ella comparte cosas como costumbres, creencias, estilos artísticos, ideolo

La influencia de los grupos sociales y la familia sobre el consumidor

Imagen
Si estas estudiando Márquetin o alguna concentración relacionada, una de las cosas que deberás aprender es, que son los grupos sociales y la influencia que podrían  tener  en el consumidor. En esta publicación trataré de transmitirte, de la forma más sencilla posible, la información que deberías saber sobre este tema. En mi oficina trabajo diariamente con clientes que sienten la influencia de amigos, compañeros de trabajo, vecinos y familiares, aun cuando estos no están presentes. Llegar, por ejemplo, con un auto nuevo a la casa sin que la pareja supiera sobre la adquisición, decirle a un hermano sobre una inversión grande de dinero hecha sin pedir sus recomendaciones primero, hacer un contrato con una compañía de TV por satélite sin pedirle retroalimentación a los vecinos y/o comprar bonos con cierto nivel de riesgo sin preguntarle a los compañeros de trabajo, para algunas personas sería un pecado imperdonable. Estas son objeciones muy parecidas a las que me tengo que enfr