viernes, 14 de diciembre de 2012

Playa Jobos en Isabela PR, olas, surfing, belleza, corriente y peligros

Preparé una neverita que llené de mi bebida favorita, agarré un paquete de galletas y en una “ZipLock” eché un poco de mi cereal favorito. Esto serviría de las provisiones necesarias para emprender mi viaje. Me subí al carro, un Toyota Yaris 2010 que con solo $13 dólares de gasolina me ayudaría a ir y regresar de mi destino.  Así fue que emprendí la marcha desde mi casa en el Pueblo de Cidra hacia la Playa Jobos de Isabela Puerto Rico, para traerte esta publicación. Espero que disfrutes de las fotos de tan hermoso lugar.


Para nuestros amigos de otros países, aquí les muestro el Mapa de Google, para que tengan una idea del viaje que realicé desde la cordillera central hasta la costa noroeste de la Isla.




Isabela es un pueblo muy colorido. De ahí provienen mis raíces por la familia de mi progenitor.




Sus arrecifes te brindan de un paisaje excepcional, mientras que el relajante sonido de sus espumosas olas te invita a olvidarte de que existe un mundo más allá de donde tu vista alcanza.




La vida es percibida por todas partes, en su fauna y su flora; desde las uvas playeras, los pequeños caracoles, las aves, los peces y las personas que visitan sus orillas.












Puerto Rico vive un eterno verano y no es la Playa de Jobos en Isabela la excepción. Así que por todas partes encontrarás un oasis para refrescarte.




Es el lugar perfecto para practicar diversidad de deportes como el ciclismo, la natación y el surfing.










Aunque siempre he pensado que el estar consciente, preparado y el seguir las reglas de seguridad es lo que puede evitar incidentes tristes, esta playa no está exenta de riesgos.  De hecho, sus corrientes submarinas hacen de esta una de las playas más peligrosas de la Isla. Se recomienda no tratar de nadar en contra de la corriente de ser arrastrado por ella. Si puedes mantener un control mental, la misma corriente que te aleja de la orilla, te traerá a ella nuevamente.










Sus veredas, su parque lineal, el horizonte y el panorama, hacen de esta playa un paraíso afrodisiaco formidable. 





















No hay comentarios.:

Publicar un comentario