domingo, 9 de diciembre de 2012

Casarse o Convivir ¿qué es mejor?




(Opinión)



Las estadísticas vitales de 2008 del Departamento de Salud de Puerto Rico, muestran que mientras 18,620 parejas contrajeron matrimonio, otras 14,849 se divorciaron. Alarmantemente cerca del 80% cuando comparas una con la otra. Esto es la evidencia que claramente muestra que no se conoce a la otra persona hasta que no se convive con ella. Tampoco se comprenden todos los factores y responsabilidades relevantes a la vida conyugal hasta tanto se comienza a compartir el techo con ese ser desconocido.


Piensa en esto, decides casarte con una persona con la cual es imposible saber si son compatibles hasta que comiencen a vivir juntos. Le dejas saber a cada uno de tus amigos y familiares que te vas a casar. Eso creará emociones de todas esas personas y los recursos de muchos de ellos (y los tuyos) que invertirán dinero, tiempo y esfuerzo, para que tú comiences una vida diferente, pero que nadie sabe si funcionará o no.


Cuando comienza el cortejo, tu pareja muestra lo mejor de sí; buenos modales, valores, hábitos, carácter, higiene, tolerancia y todo lo que tú desearías que tuviera la persona con la que contraerás matrimonio. Todos pensarán que encontraste a la persona ideal. Sin embargo ¿Por qué hay tantos divorcios? ¿En realidad es esa pareja la persona perfecta? ¿Existe la posibilidad de saber que pasará después que te cases con alguien con quien jamás haz convivido? –Estoy seguro que no.


La gente toma decisiones de acuerdo a su religión, cultura y los parámetros de la sociedad. Solo siguen reglas y valores inculcados aún cuando estos no pueden asegurarles el éxito matrimonial. Así que la Biblia, la familia y la sociedad ya han marcado ese camino a seguir, aunque esto signifique la no utilización de un pensamiento crítico y analítico.


Omitir cosas tan importantes como lo son, los gustos (decoración, programas de TV, etc.), preferencias, como la otra persona reaccionará en momentos de crisis y emergencias, e incluso la mismísima vida sexual, podría conducir a un eventual fracaso.  Yo pienso que una pareja debe poner a prueba su relación, conviviendo hasta asegurase que haya una compatibilidad entre ambos, a tal grado que se pueda culminar la historia con un “y vivieron felices para siempre”.

Recuerda que puedes dejar tus comentarios abajo. (si te gustó, comparte esta publicación con otros) 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario